Saltear al contenido principal
El Caso De éxito De La Marca España Hawkers

La marca de emprendedores españoles de gafas de sol Hawkers nace en Elche de la mano de Iñaki Soriano, Pablo Sánchez y Alejandro y David Moreno, con perfiles de programación, diseño y empresariales.

Sus primeros pasos

En 2012 crearon Saldum, una web de compraventa entre particulares tipo a Wallapop. Debido a la gran inversión para su desarrollo y la falta de presupuesto para captar nuevos clientes, pensaron en desarrollar e-commerce para clientes en general.

Vieron entonces cómo sus clientes recuperaban entonces la inversión en poco tiempo, vendiendo sus productos online. Por lo tanto, pensaron que sería la manera para obtener el dinero que les faltaba para el proyecto Saldum. Ahora llegaba el momento de hacerse la gran pregunta ¿qué producto podrían poner a la venta que se vendiera fácilmente?

Necesitaban que fuera asequible y que la gente quisiera comprarla directamente por internet. Empezaron con las gafas de sol Knockaround, una marca popular en California, de las que, con una inversión inicial de 300 euros, adquirieron 27 pares a título particular. Tras pedidos cada vez más voluminosos y frecuentes, se plantaron personalmente en la sede la compañía en San Diego (California, EE. UU.) y les convencieron para convertirse en sus distribuidores oficiales en Europa.

Casi todas las ventas que hacían las reinvertían en comprar nuevo producto pero no se olvidaron de la captación. Por ese motivo, empezaron a fijarse en Facebook Ads que era más económica que otras fuentes de publicidad como pudiera ser Google Adwords. Obtuvieron muy buenos resultados gracias a la segmentación del público que lograron, captar a la gente idónea que llevaría sus gafas de sol. En 6 meses ya habían puesto a punto el producto, todo el mundo quería esas gafas y por supuesto, habían recuperado la inversión.

Alpargatas

Aún con el éxito en sus manos, sabían que el producto no era propio, sino que eran intermediarios, por lo que comenzó una nueva aventura. ¿Qué producto propio podrían vender que se vendiera igual de bien y tuviera gran aceptación?

Nació Miss Hamptons o mejor dicho, las nuevas y modernas alpargatas. Aplicaron sus conocimientos sobre el negocio del calzado, usaron la misma extrategia a seguir que anteriormente con Knockaround ¡y voilá! Un nuevo producto de moda para chicas que quieran ir modernas con diseños de lo más innovadores. Nuevamente, su motor potenciador sería el uso de las redes sociales.

De vuelta a las gafas de sol

Ya tenían todos los conocimientos y el aprendizaje para saber cómo se podía llevar un producto a la cima y todos los pasos a seguir para conseguir ese éxito. Decidieron por lo tanto volver a la venta de gafas de sol, ya que con Knockaround habían visto que había mercado de sobra para vender gafas baratas.

Si las fabricaban ellos, el resto de los factores como distribución, marca y demás sería todo suyo. Se decidió que por motivos de producción y velocidad la fabricación sería en China, donde consiguieron proveedores que cumplieran con las condiciones y estándares de calidad.

La logística y la tienda online estarían externalizadas para centrarse en lo que ya sabían que era vender, marca y de marketing. El 11 de diciembre de 2013 Hawkers llegaba a Internet.

¿Cómo lo conseguirían entonces?
1. Producto sencillo, económico y para todos los públicos
2. Unboxing: el arte de desempaquetar
3. Los famosos y el patrocinio de marcas
4. Facebook Ads, publicidad al alcance de cualquiera
5. ¿Publicidad sólo en Facebook? Por todo Internet
6. Medición, medición y más medición, el dato es el rey

La empresa finalmente apostó fuertemente por su expansión en tiendas físicas y ya cuenta con más de 90 tiendas a fecha de marzo de 2020.

Desde la llegada de la nueva directiva, que acaba comprando la mayoría de las acciones de la empresa y cambiado el equipo directivo, se consigue cerrar 2019 como el año con más beneficios de la historia de Hawkers.

Volver arriba