Saltear al contenido principal
5 Consejos Que Te Ayudarán A Salir Sano Y Salvo De Una Crisis Online

Seguro que alguna vez has oído hablar de los trolls o los haters. Pues bien, aunque no te parezca relevante, un ataque a tu marca puede generar distorsiones en la reputación online de tu negocio y desembocar en una Crisis Online.

Este tipo de ataques suelen producirse en redes sociales y cada vez es más frecuente que aparezcan detractores. Por este motivo, es muy importante tener un plan B, es decir, un protocolo de gestión de crisis.

¿Qué es una Crisis Online?

Antes de definir este concepto, es interesante saber a qué nos referimos con reputación online de una marca. En este caso, lo identificamos como la imagen que genera una marca entre los usuarios de Internet. En definitiva, lo que los usuarios piensan sobre nuestra marca online.

Por supuesto, esta reputación la construye la propia marca con sus acciones. Actualmente, es muy importante tener en cuenta el mensaje que transmitimos porque es muy fácil ofender a diversas comunidades online.

Justo aquí se presenta el kit de la cuestión: la crisis online. Una crisis de reputación online se refiere a la pérdida de credibilidad de los usuarios hacia una marca. Esto puede suceder por el contenido generado y difundido en internet.

Lo más habitual es que este tipo de amenazas online se produzcan en redes sociales. Ya sabes, las redes sociales almacenan tanto contenido y existen tantos usuarios que es más fácil viralizarse por lo que haces mal que por lo que haces bien.

5 consejos para salir airoso de una Crisis de Reputación Online

  • Detecta el origen del problema y analiza qué ha pasado.

    Detecta si el usuario que ha desatado la crisis es un troll o un hater, qué intención tiene y cómo es en sus redes sociales. Haz un trabajo de investigación y monitoreo para saber qué debes responderle y a quién afecta su comentario o tu contenido.

  • Ten un plan de acción online y offline para prevenir crisis.

    Si ya tienes un plan de contingencia ante futuras crisis, ganarás tiempo y sabrás cómo actuar.

  • Mantén la calma y contesta pausada y respetuosamente.

    Es muy importante actuar con sinceridad y transparencia, no borrar comentarios, pedir perdón si es necesario y tener capacidad de respuesta inmediata. Además, ¡ten en cuenta que el humor en algunos casos puede convertirse en tu mejor aliado!

  • Premia a los usuarios afectados.

    Es importante ofrecer un incentivo a los usuarios dañados por tus acciones. No obstante, piensa que puedes no ser el culpable.

  • Evalúa los errores, aprende de ellos y corrígelos para que no se repitan.

    Ya sabes lo que dicen: lo peor de cometer errores es no aprender de ellos.

 

A través de este artículo habrás comprobado que nadie está exento de una crisis online. ¿Lo mejor? ¡Contacta con Dreamsign y no tendrás que preocuparte por este motivo nunca!

 


¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Mantente al día de todo lo que sucede en Dreamsign siguiéndonos en FacebookLinkedINTwitter e Instagram.

Volver arriba
¿Podemos ayudarte?