En bastantes ocasiones nos hemos encontrado con logotipos que no funcionan, mal desarrollados o incluso mal ejecutados y en la mayoría de ellos los clientes nos han dicho que algún conocido se lo hizo.

Un logotipo no es un simple dibujo para tu empresa. Éste es la parte más importante de la imagen corporativa, un elemento gráfico que sirve para identificar y diferenciar a una empresa entre la multitud dentro de un mismo sector, es decir, es tu carta de presentación de cara a los consumidores. Es por esto que hemos querido compartir con vosotros algunas pistas para dar en el grano.

Las 10 claves para crear un buen logotipo

1. Adaptado al sector

Se deberá realizar un estudio previo de la competencia, sus fortalezas, debilidades, colores, tipografías, formas, etc. Solo así se podrá analizar los casos de éxito y fracaso de otras marcas existentes en el mismo sector y lo que hay en el mercado.

2. Vectorízalo

Al crear un logotipo en formato vectorial, facilitará la redimensión de éste, además de conseguir unos contornos bien definidos. De esta forma se evitará que se pixele en tamaños grandes o que pueda verse mal en tamaños muy pequeños. Illustrator te ayudará a crear archivos vectoriales.

3. Menos es más

En el caso del logotipo, la sencillez de formas hará que se memorice mejor y si además se consigue un diseño único, destacará frente a la competencia y se reconocerá más fácilmente. Se deberán utilizar pocos colores y una tipografía legible, además, los efectos como degradados o sombras, ensuciarán la marca.

4. Versatilidad

Existen infinidad de soportes, dimensiones, materiales, formatos, etc. Es por esto que el logotipo deberá poder ser adaptado a cualquiera de estos casos. Se deberá realizar un estudio de variaciones, así como diferentes versiones para conseguir que nada se resista a la esencia de tu imagen de marca.

5. Atemporal

El logotipo no es un elemento que se deba cambiar a menudo, así que por reglas generales deberíamos realizar un diseño que sea perdurable en el tiempo y no dejarnos llevar por la moda o el estilo del momento en el que lo estamos diseñando. De esta forma conseguiremos una marca sólida y consistente, dando confianza al cliente.

6. La importancia del color

Los colores tienen significado, expresan sensaciones y emociones, es por esto que la elección del color corporativo deberá ser coherente con los principios, valores, productos o actividad de la empresa. Descubre por qué aplicar color en tu logotipo.

7. Tipografías sin adornos

Tenemos muy poco tiempo para visualizar un logotipo, es por esto que el nombre de la empresa deberá escribirse con una tipografía sencilla, sin adornos que dificulten su legibilidad.

8. Debe reflejar los valores de la empresa

No olvides que es tu imagen, por lo que deberá de representar tus valores, hablar no solo de lo que haces si no también de cómo lo haces.

9. Profesional

Nunca sabes quién va a hacer uso de tu logotipo en futuros diseños. Es por esto que siempre deberá ir acompañado de un Manual Corporativo que refleje toda la normativa relacionada con tu imagen de marca, donde se indique qué se puede hacer y qué no. De esta forma, se conseguirá una coherencia en todas las aplicaciones de la marca.

10. No te cortes, utiliza tu marca en todas partes.

Deberás utilizar tu logotipo en todas partes. Presume de tu marca, es la única forma que tendrás de identificar tu empresa en donde esté. Encarga tarjetas de visita, que esté visible en las hojas de carta, sobres, carpetas, y tampoco te olvides de la firma de correo.

¿Quieres un logotipo profesional?

¡Entra aquí!