Muchos pensáis que una página web se hace y no requiere un mantenimiento posterior. Esto no es cierto, la web es el elemento corporativo que más mantenimiento requiere. Además de las renovaciones anuales de dominio (www.ejemplo.com) y hosting (alojamiento web), también se deberá actualizar su contenido (texto e imágenes) de manera continuada, para mejorar su posicionamiento en Google.