Es el conjunto de elementos (logotipo, colores, tipografías, estilo, tono de comunicación, etc.) que define los valores de una empresa. Que las sensaciones que logremos provocar en nuestro público sean buenas o malas depende, además de una buena práctica profesional, de su buen uso a lo largo del tiempo.

En Dreamsign vemos fundamental que la imagen de una empresa sea coherente y perdurable en el tiempo, es por eso que vemos imprescindible el desarrollo de un manual corporativo a la hora de crear un logotipo.