Una página tarda en aparecer en Google (indexar) de manera natural unas 3-4 semanas, pero existen métodos que ayudan a agilizar este proceso, como pueden ser el sitemap o las etiquetas html index y follow.