Para definir emprendedor podemos consultar Google (que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo), la RAE (que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras), incluso  Wikipedia (individuo que organiza y opera una o varias empresas, asumiendo cierto riesgo financiero en el emprendimiento), pero en la práctica…

¿Qué tiene que hacer un emprendedor para sacar adelante su iniciativa?

Hay cosas que todos vosotros conocéis, organización, cambios continuos, reuniones, etc. Pero emprender es más que eso, y para tener éxito a largo plazo, deberás estudiar muy a fondo las siguientes tareas:

1. Plantéate la viabilidad de tu negocio

Lo primero es conocer el potencial de tu iniciativa. Para ello, deberás hacer un estudio a fondo del mercado, desarrolla con el máximo detalle posible el producto o servicio que quieres ofrecer, estudia el público al que vas a dirigirte y siempre, busca el punto de diferenciación.

2. Crea la marca

Que tu marca represente los valores de tu negocio es algo indispensable a la hora de darse a conocer. Una buena marca debe ser fácilmente reconocible, actual y diferenciadora. Confía siempre en profesionales para diseñar la imagen corporativa de tu empresa, te ahorrarás tiempo y dolores de cabeza.

3. Da a conocer tu empresa

Una vez tengas la imagen que representa a tu empresa, debes darla a conocer a los cuatro vientos. Lleva el nombre de tu empresa allá donde vayas, nunca se sabe dónde puede surgir una oportunidad. Prepárate un speech rápido y convincente. Intenta resumir en menos de un minuto, quién eres, qué vendes y porqué elegir tu empresa y no otra de la competencia.

Te ayudará a dejar huella, llevar tarjetas de visita, folletos, así como tener una página web atractiva y acorde a tu imagen de marca, todo esto ligado a una estrategia de marketing online rentable y eficaz.

4. No pares de formarte

La formación es uno de los pilares más importantes en el mundo del emprendedor. Reciclarse continuamente puede ser agotador, pero es la única manera de poder ofrecer a tus clientes el mejor servicio. Nunca es tarde para aprender cosas nuevas, y formándote tendrás la oportunidad de conocer a gente maravillosa.

5. Estate al día de novedades y no pierdas de vista a tus competidores

El mundo empresarial cambia constantemente, a veces más rápido de lo que nos gustaría. Estar al día de las novedades de nuestro sector es básico para la evolución de nuestra empresa.

Procura vigilar lo que hace tu competencia muy de cerca y emplea tiempo en estudiar qué novedades ha habido en tu sector a todos lo niveles. Con Google Alerts podemos recibir en nuestro correo todo lo que se dice en la red de nosotros, nuestros competidores, y demás información relevante.

Paralelamente acostúmbrate a ir a seminarios y charlas. Aparte de nutrirte de nuevas ideas, son lugares donde pueden surgir sinergias con otros emprendedores como tú.

6. Delega lo que no controles con colaboradores 

Es imposible saber de todo. Aprende a delegar el trabajo. Créate una buena red de colaboradores en los que puedas confiar. Gente especializada en su materia que puedan aportarte nuevas ideas y te ayuden a realizar tus proyectos de una manera más profesional.

7. No es bueno trabajar 24 horas

Lo habitual es pensar que hay que estar 24 horas pendiente del teléfono y del trabajo, pero aunque a priori lo veas como algo imposible, es muy importante que te fijes un horario determinado.

Fijarte un horario te va a ayudar a poder conciliar todos los aspectos de tu vida con más eficiencia. Aprende a disfrutar de tus hobbies sin estrés y a descansar la mente a diario. Así conseguirás ser más productivo en las horas de trabajo.

8. Se organizado, tendrás que afrontar muchas tareas

Hemos de tener nuestro propio planning o ritual de tareas diarias concretando los tiempos que tardamos en cada una de ellas. Está comprobado que una persona organizada gestiona mejor su trabajo y tiempo diarios.

Google Calendar nos ayuda a tener nuestro propio calendario online actualizado y sincronizado en todos los dispositivos móviles, con las reuniones y tareas diarias, para tenerlos siempre visibles. Gestionar nuestro trabajo de una manera organizada nos ahorrará tiempo y dinero.

9. No pares de moverte y buscar tu futuro cliente

Para ir por delante de tu competencia has de moverte más rápido que ellos. Crea tu propia estrategia comercial y de ventas. Es interesante organizar con tiempo promociones y descuentos en tus productos o servicios, y darlas a conocer a tus clientes y potenciales.

Campañas de mailing, publicidad en Adwords, generar contenido de relevancia en tu blog, trabajar el SEO de tu página web, reuniones de Networking, eventos, ferias… Hay cientos de oportunidades que no debes dejar escapar para promocionar tu empresa. ¿A qué estás esperando?

10. Se constante, “querer es poder”

Recuerda  que a pesar de todo el sacrificio que representa crear tu propia empresa, eres un privilegiado. Porque te dedicas a hacer lo que te gusta, y empleas tu tiempo en algo que amas. Todo lo que hagas con pasión, más tarde o más temprano, dará sus frutos.

¡Mucho ánimo y a por ello!